Los peques son especialistas en poner en duda las verdades absolutas. «¿Y por qué es eso así?» Porque sí. Porque lo digo yo. Porque siempre ha sido así. Respuestas decepcionantes, carentes de fundamento e incapaces de saciar la curiosidad infantil.

¡Por suerte! Martín decide, un día, desafiar las leyes de lo posible y lo imposible, y se adentra en el camino que no lleva a ningún lado con la firme convicción de que eso es imposible. Más aún cuando nadie ha intentado recorrerlo.

Un cuento mágico sobre la importancia de tener ganas de moverse para alcanzar metas, y que nos recuerda que algunos tesoros sólo existen para quien emprende un nuevo camino por primera vez.

¡Quizás hay un tesoro esperándote a ti!

Rebombori Cultural

Author Rebombori Cultural

More posts by Rebombori Cultural

Leave a Reply

Rebombori Cultural